El Paseo de la Reforma, la avenida más reconocida de México

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La calle más transitada por los turistas cuando viajan a México se ubica en el “Paseo de la Reforma”. Aquí, no sólo podréis admirar una arquitectura espléndida (combinada con hoteles elegantes y sitios de moda), sino también cantidades de monumentos como el Ángel de la Independencia (el cual fue realizado en 1910 en honor a los héroes de la Independencia).

Pues, vale decir que la construcción de dicha avenida fue programada por el emperador Maximiliano de Habsburgo, luego de que a mediados del siglo XIX México haya sido invadida por norteamericanos y franceses. De esta manera, la principal calle (de 12 kilómetros de extensión) contactaría la ciudad (saliendo desde Bucareli) con el Castillo de Chapultepec.

Claramente, con el transcurso del tiempo y a medida que los mandatos iban modificándose, la avenida iba adquiriendo nuevos árboles, mobiliario, esculturas y jardines y algunos palacios. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX, el Paseo de la Reforma ha suplementado casas sumamente construidas con elegantes diseños, por inmensos edificios y hoteles de lujo, lo que hizo que a partir del momento se lo considerase como el centro financiero de México.

Ahora, si desean pasear por el Paseo, pues no se pierdan conocer la zona sur, donde se ubica la colonia Juárez (donde está la Zona Rosa), restaurantes con comidas típicas mexicanas, bares, oficinas y alojamientos.

De todos modos, lo que os sorprenderá son las 36 estatuas de los personajes de la Reforma localizados en cada calle. La construcción de todas ellas, tuvieron dos motivos a destacar. Por un lado, darle armonía a la bella ciudad de México y por el otro, brindar un reconocimiento al liberalismo, ciencia y patriotismo. Finalmente, en el año 1902 se pudo concluir con la totalidad de las estatuas, aunque cada tanto, se realizan mantenimientos o se cambian de lugar.

Foto: Francisco Diez

Por:
Etiquetas:
Categorías: Historia, Plazas


0 Comentarios Enviar un comentario